XXIV Arte en la Casa Bardí​n​
 
El Instituto Alicantino de Cultura Juan Gil-Albert, en su apuesta por la cultura y el arte, organiza entre sus diversas actividades las exposiciones que como ciclo Arte en la Casa Bardin toma el nombre de la sede del Gil-Albert. Inició su andadura en el año dos mil doce con el formato artista/comisario, encuentro y visitas guiadas, que mantiene, en cada una de las muestras individuales. En una primera etapa fueros propuestas por la Comisión Asesora del Departamento de Arte y Comunicación Visual Eusebio Sempere. A partir del año dos mil quince, el doctor José Ferrándiz Lozano, director del Gil-Albert, impulsa el primer concurso público de Arte en la Casa Bardin con una selección de diez propuestas presentadas en los años dos mil dieciséis y dos mil diecisiete, reseñadas al final del catálogo.  
 
En ese último año se convocó el segundo certamen de Arte en la Casa Bardín para seleccionar diez exposiciones con el objetivo de acercar las prácticas artísticas contemporáneas en la programación de exposiciones de este dos mil dieciocho y del dos mil diecinueve. Han sido seleccionadas las propuestas de los siguientes artistas y comisarios:
 
Roberto López / Antonio Barroso
Mónica Jover / Isabel Tejeda
Rosell Meseguer / José Luís Martínez
Alberto Vicente Santoja / Gabriel Songel
BYE / Zanora Coperías
Lola Lorente / Gertrudis Gómez
Jorge Burillo / Juan F. Navarro
Xavi Carbonell / María José Gadea
Cayetano García Navarro  / David Trujillo
José Antonio Hinojos / Iván Albalate 
 
Cada propuesta se sitúa en el marco de la creación actual, en un universo definido por la obra del artista y las aportaciones del comisario. Se define en lo multidisciplinar, en la pintura el collage, la instalación, la fotografía, la escultura, la gráfica, el cómic, la ilustración, el dibujo, lo audiovisual, la performance, la didáctica y un abanico abierto a las diversas modalidades artísticas y creativas. Esa fuerza creadora, desde la pintura, es la que Xavi Carbonell nos muestra en la Casa Bardín y María José Gadea, comisaria de la exposición nos comenta en la hoja de sala y en el texto del catálogo.
 
Juana María Balsalobre
Directora del departamento de Arte y Comunicación Audiovisual del IAC Juan Gil-Albert
 
 

  

FRIDONIA. Ciudad Fake
  
BYE es el colectivo formado por Borja Moreno (1993) y Esteban Ferrer (1993) tras graduarse en la Facultad de Bellas Artes de la Universitat Politècnica de València.
 
En Arte en la Casa Bardín BYE nos presenta una ciudad ficticia, absurda y perturbadora: FRIDONIA. Ciudad Fake, donde parten de elementos representativos del entorno urbano, como son las señales de tráfico, los semáforos y las vallas publicitarias, que combinados con diseños originales son dotados de nuevo significado.
 
En el título de la exposición se plantea la yuxtaposición de los conceptos "ciudad libre" (Fridonia) y "ciudad falsa" (Fake). Esta idea de territorio irreal, repleto de indicaciones confusas, sirve de escenario a BYE para reflexionar sobre la desorientación en la ciudad y la sobreinformación visual como metáfora de la incertidumbre y de la desorientación vital que siente el individuo contemporáneo, tema que es una constante en su producción. Por tanto, las obras establecen un paralelismo entre "paisaje urbano" y "paisaje interior", donde ambos entornos nos abruman, nos causan desasosiego. Tanto en la ciudad como en la vida necesitamos señales que guíen nuestro camino para no sentirnos perdidos.
 
En su producción, BYE aúna técnicas tradicionales como el grabado con nuevos medios de expresión. Para ello, primero realizan xilografías que posteriormente estampan, escanean y trabajan en soporte digital. En esta segunda parte del proceso alteran las dimensiones originales, crean composiciones, combinan con fotografías y pintura, o reproducen copias infinitas. Con ello, exploran los límites gráfica expandida y cómo ésta se aplica a otras disciplinas artísticas.
 
Componen la muestra una serie de piezas estampadas sobre papel o realizadas mediante impresión digital en vinilo, una pieza instalativa que reproduce una valla publicitaria a escala y una proyección. Estos elementos urbanos colocados en la sala de exposiciones, descontextualizados, se reinterpretan suscitando la reflexión sobre el objeto cotidiano que redefinido, adquiere el valor de artístico.
Por último, si la finalidad del arte es conmover, es despertar sentimientos y provocar una experiencia estética en el espectador, y si las obras de BYE consiguen desconcertar, desorientar, desasosegar, o incomodar, nos consideramos satisfechos. Bienvenidas y bienvenidos a FRIDONIA. Ciudad Fake.
 
Zanona Coperías
Comisaria

 
 

 
Más información
   

- Hoja de sala: Descargar​

 
 
 
 
 
​​​​​​​​​​​​​
​​​​